lunes, 26 de julio de 2010

Reversiones : El Almuerzo

Con Laura, lo hicimos de nuevo. En una nueva edición de Reversiones, escribimos una historia en común, vista con diferentes ojos.

La historia que sigue, es su maravillosa versión de los hechos. Los invito a leer mi versión en su blog.





- te tomás un taxi – esas cuatro palabras eran más que suficientes como para ponerlo alerta y eso escribió en el sms, cortito pero eficaz


te conozco nene, podrás hacerte el preocupado o el distraido pero …te conozco y sé que entendiste perfectamente mi mensaje y también sé que te encanta que te invite a almorzar en un día lluvioso como el de hoy.


Su sonrisa y la adrenalina la acompañaban por la casa a medida que iba acomodando ropa que estaba tirada por todos lados, quería que todo estuviera lo mejor posible para cuando él llegara
Un short de jean y una remera corta, el pelo suelto y la cara lavada, se miró en el espejo del baño y estuvo conforme, sabía que no necesitaba mucho más.


Las luces estaban apagadas y las cortinas corridas, y el ambiente en semi penumbra cuando escuchó girar la llave en la puerta. Lo dejó entrar y solo cuando empezó a llamarla se acercó despacio casi gateando


- Amor…llegué – dijo al entrar

Ella se mantuvo en silencio no contestó con palabras, estaba delante de él arrodillada extendiendo sus manos bajando el cierre del pantalón, todo en forma estudiada y aprendida.
Sintió el escalofrío y el pequeño temblor y cuando su boca hizo contacto con la piel y sus uñas presionaron mucho más clavándolas en las piernas.

Arqueó su espalda como una gata, se incorporó un poco y lo fue empujando suavemente hacia el sillón. Cuando lo tuvo recostado sobre el respaldo, subió despacio hasta su boca para comérsela despacio, para morderle el labio inferior al tiempo que terminaba de desnudarlo y se sentaba sobre sus piernas provocándolo con un juego de movimientos circulares que lo empapaban y lo excitaban muchísimo

Con una mano, él la sostuvo del pelo para no perderse milímetro de su boca, y con la otra la ciñó de la cintura para pegarla literalmente a su vientre.

La lluvia constante que repicaba en la ventana fue la perfecta cortina musical para acompañar el desenfreno al que se entregaron esos dos hasta que ella le puso su mano en el pecho y le dijo

- Vos quietito ahí, que yo tengo una conversación pendiente con un amigo tuyo

Ambos sabían que habían abierto una vez más la Caja de Pandora, en la penumbra de la casa los ojos de él brillaban embobados, con placer nacido de las mismas entrañas. Ella se lo devoró con perfecto conocimiento del terreno, desarmó uno a uno los pensamientos de su chico y más que nada soltó su instinto para seducirlo y arrastrarlo hacia ese vértigo que lo volvía loco


Cuando los gemidos eran casi súplicas, se separó un poco para sonreirle y verlo a los ojos, le dio un hondo beso en la boca, se paró y lo tomó de la mano haciéndole un gesto de silencio con el dedo índice apoyado en su boca. Luego lo soltó.

Dócilmente la siguió a la cocina y la vió sentarse en la mesada, alli ella lo dejó que fuera él, se reclinó apenas hacia atrás mientras hundia las manos en su pelo y mientras la lluvia hacía su parte ella se abría completamente a la pasión y se dejaba llevar. Sonaba una melodía que supo acompañar con gemidos y el nombre de él. Otra vez perdieron la nocion del tiempo y ni siquiera almorzaron.

Cuando se despidieron lo vio sonreir y hasta pudo adivinar su cara al entrar de nuevo a la oficina

7 patadas en el orto:

Mona Loca dijo...

MUy bueno, chicos!!!

Excelente idea!

Anónimo dijo...

Los descubro de casualidad en el día de la fecha, que coincide exactamente con el momento en que cuentan con una lectora más. Me encantó. Marce

Marina dijo...

Excelente!, como me gustan estos relatos tan conocidos para mi ... casi los extrañaba ... excelente nena.
Lindo el equipo que hacen cuando se juntan, saludos.

A.R.N. dijo...

que dueto que dueto
esta bueno el relato laura!!!
sr gato salvaje vagabundo, mas luego entro a pispearle el blog y su relato esta muy bueno tambien
felicitaciones a los dos.

Claudio G. Alvarez Tomasello dijo...

Gato, desde ayer que Blogger no me permite comentar. Hubiese sido el primero o segundo.
Bueno, como aquí está la versión de Laura, a ella me refiero:

Sublime, Laura.

No elogio a tontas y a locas, pero lo del gato era muy bueno, excelente, parecía que nada más podía agregarse... Y vos nos demostrás esta vez que la belleza podía parir más belleza aún.

Los felicito a ambos.

El gato vagabundo dijo...

Mona: Gracias!

Marce: Gracias Marce, pongase cómoda que esto recien empieza.

Marina: Gracias, es usted muy, muy amable.

ARN: Pispie todo lo que le plazca. No se va a arrepentir...

Claudio: Claudio... yo sé perfectamente que usted pasa siempre primero... gracias por el aguante.

laura dijo...

Gato:

bueno qué me dice? o esta gente es muy parcial o usted y yo deberiamos cada tanto reincidir, no?

digo, porque ya conté que nos divertimos escribiendo juntos (las puteadas y los agarrones de pelo no los mencioné, quedan en la intimidad, je)asique habrá que pensarlo, bah, digo....